viernes, 30 de marzo de 2007

TEXTO 1: “Qué se entiende hoy por alfabetización inicial”

Paz Baeza Bischoffshausen
Agosto 2006


La alfabetización inicial comprende el proceso mediante el cual el niño desde su nacimiento, construye los conceptos sobre las funciones de las letras y los números y del material impreso. El proceso se basa en las experiencias lingüísticas significativas para el niño que se han dado a través de las interacciones de este con su entorno.

La alfabetización inicial, también se llama alfabetización emergente, desde el punto de vista de que los niños conciben la lectura, la escritura y las matemáticas como algo que emerge desde el interior de ellos, desarrollándose según haya sido su capacidad de experimentarlas c través del lenguaje escrito. Es muy importante que los niños se desarrollen en un nutrido ambiente textualizado, para que interactúen con la lectura y escritura desde pequeños.

El proceso de alfabetización inicial comienza con las interacciones no verbales de los niños y verbales tempranas con otros, el conocimiento del ambiente, y sus exploraciones y se desarrolla tras el transcurso de toda la vida a mayor grado mientras más experiencia tenga con la lectura y la escritura.

El foco de la alfabetización científica está en el aprendizaje más que en la enseñanza (el niño como participante activo). Los adultos deben propiciarles a los niños múltiples experiencias de usar la lectura, la escritura y la matemática en contextos significativos de su vida cotidiana.

La alfabetización científica se cetra en el significado. Es un proceso:
§ Constructivo: Proceso interno. El niño construye conceptos sobre el ambiente y sobre su cultura en base de exploraciones activas y al uso de la lengua en situaciones significativas.
§ Funcional: Permite al niño realizar actividades en situaciones naturales.
§ Interactivo: Implica la interacción con adultos o con otros niños en contextos familiares, escolares o de la comunidad.

Existen cinco factores claves en el proceso de alfabetización científica, los que son determinantes para el logro de un aprendizaje exitoso en la lectura, la escritura y las matemáticas. Estos son:

§ Conocimiento acerca de lo impreso: Proceso mediante el cual los niños se familiarizan con el lenguaje impreso de todo el ambiente letrado y numerado que los rodea. Los niños adquieren la conciencia de que lo escrito es una secuencia predecible.
§ Conocimiento del alfabeto: Implica conocer todas las letras del abecedario, identificar y diferenciar mayúsculas y minúsculas e identificar cada grafema con su fonema.
§ Conciencia metalingüística: Es la capacidad para reflexionar acerca del propio lenguaje. Se divide en:
Conciencia Fonológica: Es la comprensión de las diferentes maneras en que la lengua oral puede ser dividida en componentes más pequeños y cómo estos pueden ser manipulados.
Conciencia Semántica: Implica la capacidad para otorgar significado a las palabras y usarlas adecuadamente de acuerdo con el contexto.
Conciencia Sintáctica: Es la capacidad del niño para reflexionar y tener claridad sobre la estructura gramatical o el orden que tienen las palabras.

§ Conciencia de los números y las operaciones: Implica la capacidad de pensar y trabajar con los números, comprender su significado, sus usos y sus relaciones, a través de una operación matemática.
§ Conciencia del espacio y de las formas: Es la capacidad del niño para relacionarse con las personas y objetos que los rodean, lo que le permite adquirir la familiaridad con las formas, estructuras como la organización espacial y ubicación de los elementos que los circunda.

La función del recinto educacional, es acercar tempranamente la cultura letrada con el propósito de construir un espacio en el cual los niños se vayan alfabetizando en relación con el saber, sobre los procesos de lectura y escritura y con las funciones sociales que la lengua escrita tiene.